Libro en blanco

Un espacio donde poder expresar opiniones, sentimientos, experiencias....

miércoles, 18 de julio de 2007

¿Vivimos a contra pié?

No se si la expresión contra pié es la correcta para describir lo que os quiero contar, quizás al final alguien de con la expresión exacta. Si eso es así agradecería hiciera comentarios.
A contra pié, o lo que sea, es la sensación que desde hace un tiempo tengo de mi presencia en esta vida (esto ha quedado muy profundo). Os explico con ejemplos.
Ahora no hubiera elegido ciencias puras en 2º BUP, no hubiera trabajado durante 5 años en mi anterior empresa, no hubiera dejado de jugar a balonmano tan pronto, no me hubiera mordido la lengua tantas veces, no hubiera sido tan sincera, no hubiera dicho si quiero... y un sin fin de cosas.
La sensación que tengo es que cuando en la vida tenemos que tomar decisiones importantes en la mayoría de las ocasiones no estamos preparados para ello y no me refiero a que no estemos totalmente seguros de que la decisión es la más segura, no, porque toda decisión conlleva un riesgo. Me refiero a que emocional, intelectualmente,... no estamos lo suficientemente preparados, quizás necesitemos vivir otras experiencias o conocer a otra personas para realmente estarlo.
Con todo ello no me refiero al inconformismo que caracteriza a muchas personas, incluida yo en muchas ocasiones, sino en que realmente creo que hay un desfase entre nuestras capacidades, aptitudes, actitudes,...y el tiempo.
¿será entonces que vivimos desfasados y no a contra pié?

8 comentarios:

Pijama Master dijo...

Suele pasar, como dicen, la experiencia es eso que no tienes hasta que ya no la necesitas.

Ten en cuenta que cuando tomamos una decisión no tenemos toda la información. De saber todo lo que sé ahora hace quince años, todo sería distinto.

No es una cuestión de no estar preparados, es una cuestión de no estar informados en unos casos, y de una sobreinformación abrumadora en otros.

Por mi parte, suelo preferir no arrepentirme de lo que hago, apechugo con ello.

princesabacana dijo...

Ay, Priscila, hija, qué te voy a contar yo...

Quijote XXI dijo...

bueno, creo que todos nos sentimos o nos hemos sentido así alguna vez (o continuamente). Como dice pijama, a apechugar y no mirar para atrás. Donde te la dan una vez, que no te la den dos. Y así, a aprender a base de bofetadas. No es que sea muy estimulante, pero es la prueba palpable de que somos humanos, no?

Pijama Master dijo...

Además... Comete siempre nuevos errores... es más divertido!!

Gotardo J. González dijo...

Mäs que desfasados en desfase. A mí me pasó lo de las ciencias. Cuando me di cuenta años más tarde me fui a letras.

Tarquin Winot dijo...

Yo creo que la forma correcta de expresar esa sensación que tienes es la que decía Ismael Serrano en una canción "mi vida es una fiesta a la que nadie se ha molestado en invitarme".

Todos pasamos por épocas así. Arrepentirse es estéril y poco productivo. Si algo no sale como uno imagina, hay que coger lo aprovechable que exista en la experiencia y seguir adelante. Lo que no mata, hace más fuerte.

Saludos y felicidades por el blog. Te apunto en mis visitas diarias.

Priscila dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Priscila dijo...

Gracias a todos por vuestras aportaciones.
No me gustaría dar la impresión de que vivo lamentándome de mis errores. Lo que pasa es que una se va haciendo mayor y se plantea este tipo de cosas.

Me he equivocado muchas veces y lo sigo haciendo día a día, también he acertado muchas otras...pero una cosa tengo clara, soy el resultado de esos errores y aciertos y de eso si que no me arrepiento.